MalaMusic | La pequeña caja de música

viernes, 6 de febrero de 2009

Mercury Rev

Mercury Rev nacieron a finales de los ochenta, más como un colectivo musical orientado al art-rock y a hacer bandas sonoras para las cintas que producían algunos de sus miembros, que como una banda de rock al uso. Desde entonces, más que una carrera lo suyo ha sido un viaje, que en algunos momentos ha sido del todo surrealista. Eso sí, es uno de esos viajes que ha dejado atrás una de las discografías más importantes y personales del rock de los noventa.

En sus inicios en Buffalo, el grupo estaba formado por Jonathan Donahue, Grasshopper (Sean Mackowiak), Suzanne Thorpe, Dave Fridmann, David Baker y Jimy Chambers. A su vez,Tony Conrad era un compositor minimalista y artista multimedia que había colaborado con John Cale, Faust o La Monte Young, que además de ser su mentor académico, animó al grupo, que ya había adoptado el nombre de Mercury Rev, de manera que el proyecto empezó a tomar forma y grabó su primera demo en una cinta magnética de 35mm para cámara.

Al mismo tiempo, Donahue trabajaba como programador de conciertos. En uno de esos shows conoció a The Flaming Lips, con los que pronto vio que compartía afinidades y al que se unió como técnico de guitarras. Al final, Donahue acabó convirtiéndose en el guitarrista solista del grupo y con ellos grabó «In a Priest Driven Ambulance», que fue producido por Fridmann.

Pero mientras Donahue se dedicaba a tocar con The Flaming Lips, la demo de Mercury Rev seguía su propio camino, hasta aterrizar por casualidad en las oficinas de Rough Trade, en Inglaterra. El sello contactó con Baker y Mercury Rev grabaron «Yerself is Steam», su primer LP. Mientras tanto Donahue y Fridmann trabajaban en «Hit to Death in the Future Head» de los Flaming Lips. El disco salió en 1991, con la aclamación de la crítica, pero sin mucha suerte: semanas después de la salida del disco, Rough Trade anunciaba la bancarrota de su sucursal en América, lo que dejaba las posibilidades del álbum mermadas.

Aún así, el grupo se lanzó a un desastroso tour por Gran Bretaña repleto de incidentes: sin ensayos, sin saber qué canciones tocarían, con discusiones y con Baker bajando del escenario a mitad de canción para ir a la barra a buscar una bebida, o con la banda expulsada de un avión después de que Donahue intentara sacarle un ojo con una cuchara a Grasshopper en pleno vuelo. Después de la gira, cada uno siguió su propio camino otra vez: algunos encontraron trabajo, otros se mudaron con sus familias y otros se ganaron la vida participando en experimentos médicos.

Pero como por arte de magia, Sony decidió contratar los servicios del grupo y reeditar «Yerself is Steam». Poco después se grabó el single «Car Wash Hair», con la producción de Dean Wareham de Luna, después de que Fridmann se gastara todo el dinero avanzado del grupo en costearle a su madre unas vacaciones a las Bermudas. En medio de la tensión, el grupo construye un estudio en un granero y graba su nuevo álbum, para el que también recoge ruidos ambientales de sitios como Times Square o Cabo Cañaveral. De todo eso saldría «Boces», su segundo álbum, que los llevaría de nuevo de gira -y hasta al festival Lollapalooza, de donde serían expulsados por exceso de ruido en mitad de un concierto en Denver. Baker dejó el grupo poco después y se dedicó a su carrera en solitario (bajo el nombre de Shady), mientras Fridmann decidió dedicarse exclusivamente a la producción.

En 1995 aparece «See You On The Other Side» (del que Donahue dice siempre que absolutamente nadie se compró el disco), una muestra más del genio de Mercury Rev. Mientras la crítica los elogia como uno de los grupos de rock más grandes del momento, la banda se dedica a discutir y pelearse. Donahue sufre un ataque nervioso y ni siquiera puede salir de la cama, lo único que hace es beber mientras la relación con su novia se desintegra; Jimy Chambers simplemente se larga dejando la banda en mitad de una sesión cansado de tanto caos; Grasshopper se retira a un monasterio donde estaba prohibida la música durante unas semanas, mientras Fridmann y Suzanne Thorpe se desentienden en parte de la banda, la segunda dejándola definitivamente para acabar su carrera de forense. Sólo los Chemical Brothers conseguirían que la banda rompiera su silencio para colaborar en «Dig Your Own Hole».

Pero fue precisamente en ese momento cuando Mercury Rev encontraron la manera de reinventarse, firmando uno de los álbumes más importantes del rock en los noventa: «Deserter´s Songs». Pensando que Mercury Rev ya era historia, Donahue y Grasshopper vuelven a su hogar en Catskill decididos a grabar algo juntos, el último tango como lo llamaban ellos, el disco que siempre quisieron hacer pero que a nadie le interesaría ya porque el grupo era simplemente un fracaso. El grupo firma con V2 y «Deserter´s Songs» es considerado unánimemente el mejor disco de 1998.

No ha sido hasta 2001 que hemos podido comprobar que el tiempo, a ciertas bandas, les sienta mejor: se han acabado las locuras, las peleas y las giras frustradas, se han acabado los fracasos y ahora Mercury Rev pueden presumir de ser una de las bandas más importantes de Norte América con una discografía que ha construido alrededor de la banda una épica fuera de lo común y con carácter própio. Aunque con «All Is Dream» continuó la maldición de la banda: el disco debía ser producido por Jack Nietzsche, famoso por haber trabajado con Phil Spector, Buffalo Springfield, Neil Young o The Rolling Stones, así como por más de cuarenta bandas sonoras; pero Nietzsche murió una semana antes de entrar a grabar. Pero, como siempre, Mercury Rev salieron adelante, y «All Is Dream» vio la luz a mediados de año. Y si con «Deserter´s Songs», Grasshopper y Donahue se acercaban a sus raíces, al sonido y la cultura americana y a toda su tradición musical, «All Is Dream» creaba un universo propio, un lugar onírico donde cada canción tenía sentido por el simple hecho de estar allí, pero que difícilmente habría encajado en cualquier otro disco de la banda.

Mercury Rev son pura emoción, pura épica, a través del lenguaje del rock, pero con un carácter tan personal que resulta casi imposible encontrar a grupos que se le parezcan o con los que puedan ser comparados.

por Iñaki LÓPEZ DE EGUÍLAZ- Indyrock

· Mercury Rev - Goddess on a Hiway ·




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siguenos en Facebook