MalaMusic | La pequeña caja de música

sábado, 17 de enero de 2009

Xabel Vegas y las Uvas de la Ira


2008 comienza con el debut oficial de Xabel Vegas y su joven banda de acompañamiento, que en ‘El Oxido’ está formada por Jon Álvarez, Eras Sánchez, Eva Díaz y Alfredo González.

“Me apetecía estar con gente joven, y no lo digo por la edad, sino que hablo de gente virgen que no haya grabado un disco ni haya hecho una gira; gente con ilusión y afín a mi”.

Las críticas a sus primeras canciones han resaltado sobre todo dos puntos: una educación similar a la de su hermano Nacho y una solidez y calidad sobresaliente en las composiciones. En cuanto a las similitudes, aparte de los genes y el parecido en las cuerdas vocales el mismo Xabel se distancia desde la misma base: no se trata de un cantautor: “Soy muy cobarde y me gusto muy poco como para cantar sólo con la guitarra acústica; quiero hacer rock”, así que no podía ser de otra manera, estamos ante un grupo de rock que suena contundente, eléctrico, que busca un lenguage propio y que trabaja la canción desde los textos hasta el impacto sónico (desde luego no con la misma perspectiva de ruptura que Manta Ray).

En cuanto a las letras, Xabel ya ha avisado con anterioridad de sus intenciones (“Lo que más me interesa es indagar en las partes más oscuras del ser humano”) y destaca, sobre todo, la intención de no buscar referentes anglosajones en unos textos con personalidad.

Él mismo da su opinión sobre el contenido del disco:


“El paso del tiempo transforma aquello que creemos inmutable. El viento, el agua y la humedad convierten el acero en óxido. Y el óxido nos recuerda que el metal esta vivo. Cambia su textura, su color e incluso su estructura. Lo corroe como se corroen también los cuerpos jóvenes con el paso de los años. Nos recuerda que estamos vivos y también que algún día estaremos demasiado oxidados como para seguir viviendo.


Estas canciones hablan de historias que se han oxidado en la memoria. Historias que han sucedido en una tierra que fue de acero y que el tiempo, el viento, la lluvia y la humedad la han corroído dejando un rastro de óxido por el que transitan personajes adorables y monstruosos.
Al final todo, absolutamente todo, se convierte en óxido.”

· Xabel Vegas y Las Uvas de la Ira - Exilio Pais Natal ·


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siguenos en Facebook